Mónica Audi Falú

por Sherif Awad

Mónica Audi Falú

Vengo de una familia de muchos hermanos, soy la cuarta de seis. Siempre me sentí con la libertad de expresar y eso en mi familia se respetaba, entre tantos hay mucha diferencia pero aprendimos a respetarnos. En casa teníamos muchos estímulos artísticos a pesar de que mis padres son médicos, siempre estábamos en movimiento, una infancia llena de viajes, picnics, paseos, contacto con la naturaleza. Me gustaba bailar, cantar, ver películas, dibujar, también quería saber todo de todo lo que sucedía a mi alrededor, los para qué y los por qué; (hasta el día de hoy tengo un espíritu curioso y filosófico que se lleva muy bien con el trabajo del actor). Siempre me incliné por la rama del arte, desde chica decía que quería ser actriz y actuar en películas. También desde chica, después de hacer danzas clásicas, españolas, gimnasia artística, guitarra, natación, entre otras cosas porque me gustaba y lo disfrutaba, empecé a pedirles a mis padres que quería estudiar teatro. En esa época, en la provincia de donde soy, (Tucumán, al norte de Argentina), no había quién dicte clases para niños, o al menos mis padres no sabían. Esperé hasta los 11 años y pude asistir dos años a un taller de teatro para niños que se dictaba en un teatro perteneciente a la provincia, mi primera maestra en aquel entonces fue Cristina Hynnes O'Connor.  
 
-No se si tenía algún modelo, nunca me fanaticé con nadie. Si veíamos mucho "El Zorro", "El chavo del 8", los pocos programas para niños que pasaban en la televisión pública y que  me podían resultar interesantes. Veíamos también "La familia Ingalls. Amaba "Mary Poppins" "La novicia rebelde", Heidi, "La dama y el Vagabundo", me gustaban más las de Disney que las de Looney Tunes. 
Creo que me metía tanto en las películas que la sola idea de estar en ese lugar, en ese rol de los actores, ya me seducía.    
 
-La palabra artista en su más grande y amplio concepto creo que abarca muchas posibilidades, pero hay una en la que vengo meditando hace tiempo. Creo que todos nacemos un poco artistas, o al menos con el potencial para desarrollar tal sensibilidad que nos permita percibir el entorno desde ese lugar, es un lugar delicado, único, un lugar amoroso, un lugar en donde uno se siente a gusto, un lugar de goce, un lugar particular en donde nos detenemos en las cosas simples pero profundas, en los detalles. Creo que esa manera sensible de ver tu realidad te va transformando en un artista de tu propia vida  ya que todo lo que hagas será con esa impronta y siento que una vez que encontraste esa manera de redescubrir lo que sentimos, no puedes volver atrás, es como mantenerse despierto. 
Siento que estudiar y aprender una disciplina artística nos permite no olvidar eso que describo en el párrafo anterior. Particularmente el teatro, mi formación actoral, siempre invita a mirarse hacia adentro. No es un camino fácil, uno también se encuentra con límites, bloqueos,se necesita perseverancia y ser genuino y sincero con uno mismo. 
También podemos estudiar y aprender "desde la superficie", que es lo que muchos creen que es lo que implica actuar; a diferencia de ello yo siento que es un camino muy profundo, lleno de obstáculos a desentrañar, pero que vale la pena transitarlo porque uno se va redescubriendo constantemente.
 
-Mi objetivo no es el estrellato, sino el poder trabajar y vivir de lo que me gusta hacer, actuar. Por ende si el estrellato llega para tener más oportunidades laborales, bienvenido sea!. Para mi es un medio , no un fin. 
 
-Si, creo que en todos las índoles de la humanidad. Las mujeres venimos con mochilas llena de cosas para sanar, propias de otras épocas que por suerte ahora están en constante cambio. Hay cosas instauradas culturalmente que no nos favorecen pero estos paradigmas ya deben cambiar, y aunque falta, celebro que podamos hablar de estos temas, aunque a muchos hombres les siga incomodando. 
Hay muchas maneras dentro de la profesión en las que podemos sentir que hay cosas que no deben ser así, desde la menor cantidad de personajes femeninos en el guión hasta los ángulos de toma que se eligen para los personajes femeninos (en este caso) solo para dar un ejemplo. 
 
-Justo cuando estoy contestando las preguntas de esta encuesta, estamos en cuarentena en fase 5, con bastantes restricciones.  La situación de los artistas en Argentina con estos acontecimientos está en picada. Sin poder trabajar desde marzo; creo que es una situación mundial.
Salvando las cuestiones de subsistencia por esta grave excepción. En la ciudad en donde yo vivo,  existe mucha movida artística, estamos lejos de la capital Federal, en donde por supuesto que hay muchas más posibilidades de visibilizar el arte. Creo que Argentina tiene muy buenos artistas y potenciales, no se si todos tienen la posibilidad de mostrar lo que hacen. 
Muchos artistas sostienen su trabajo y sus espacios de forma independiente. En situaciones así es difícil sostener la actividad si no se cuenta con otro trabajo u otro ingreso para subsistir.  
 
-Primero me fijo quiénes son los que me ofrecen, es decir, investigo, si no los conozco, quiénes son, qué tipo de producciones vienen realizando, si son serios para trabajar. Esto creo que es regla de oro para cualquier actor. Después indago sobre el proyecto, si es para cine y sólo me dan mi parte del guión, pido leer el guión completo, ya que voy a poner mi cuerpo en una producción en donde yo quedaré ahí , expuesta para siempre y quiero saber si me interesa lo que están contando, si merece la pena, si me gustaría hacerlo o no. Una vez terminada la primera instancia, y aceptada la propuesta, busco dialogar mucho con la dirección del proyecto o guionistas, dependiendo si es teatro o es cine. Analizo cada texto y pregunto hasta sacarme las dudas de qué es lo que se quiere decir o desde qué lugar lo diría ese personaje.Para construir un personaje uso todas las herramientas que estén a mi alcance. Investigo mucho desde lo que el personaje lo requiera. Me empapo de todo lo que pueda servirme.
Muchas veces a las obras teatrales no me las ofrecen sino que las generamos con un grupo de colegas, hace bastante que no actúo en teatro pero cuando lo hago, me gusta cuando se hacen creaciones colectivas, me gusta la dramaturgia del actor, disfruto mucho de esos procesos. 
Hay una gran diferencia entre el cine y el teatro en muchos aspectos, pero en cuanto al tiempo son muy diferentes. Varias veces en cine me avisaron con poco tiempo y yo acepté y tuve que resolver situaciones que en el teatro no hubiera podido porque los tiempos de los procesos son distintos; por supuesto que es mejor tener más tiempo para trabajar, pero a veces las realidades son otras.

Mónica Audi Falú

 
-No se si hay uno mayor, creo que en cada cosa que hago doy lo mejor que pueda dar. Podría decir que me siento bien cuando el proceso fue transitado. Hay producciones que no se estrenaron todavía, quizás estén en esas producciones o quizás...  aún no haya un "mayor logro" porque siempre se puede lograr más.   

-En la provincia en donde vivo hay menos actores y menos castings. En la Capital Federal (tomándolo como referencia) hay más castings pero también más actores, la competencia es mayor, pero hay más convocatorias también.  
 
-Ahora en esta situación, poder haber grabado mis clases virtuales de "expresión corporal" y subirlas a YouTube , para mis alumnos de 4 y 5 años, jajajá

-Estoy grabando canciones para un CD de un músico compositor santiagueño "Cachi Pajón". Es un cd para profesores de música y toda la familia. Hago el personaje de una araña que enseña música a todos. 
También estoy esperando que se estrene una película documental en donde actué, que ya se estrenó en algunos festivales internacionales pero no masivamente. También espero que se estrene una serie web que filmamos hace unos años. Me habían llamado para otro proyecto pero esta "pandemia" paralizó toda la actividad.