Jennifer Rubio

por Sherif Awad

Jennifer Rubio

Desde que tengo uso de razón dedico mis días a escribir poesía, guiones, historias y a interpretar escenas en mi imaginario. Desde pequeña formaba parte del grupo de teatro del colegio. Mi padre también escribía poesía y desde pequeño quería ser payaso, pero fue realmente mi madre, con la que me crié, quien siempre impulsó y apoyó mi instinto artístico, dándome la libertad y el amor incondicional para crecer en un entorno, que aunque no fue nada fácil. Siempre estuvo arropado por ella.

-Tengo claro que mi instinto siempre volaba al otro lado del océano, también por la gran influencia del cine americano en gran parte del mundo. Leonardo DiCaprio fue siempre mi modelo interpretativo, podía ver sus escenas una y otra vez, mientras desayunaba, comía, merendaba...Son muchas las referencias femeninas que también me inspiran: Natalie Portman, Kate Winslet, Jennifer Aniston. A nivel nacional Javier Cámara, Luis Tosar, Bárbara Lennie o Carmen Machi están entre mis favoritos. Por supuesto respecto a directores Icíar Bollaín, Isabel Coixet y JA Bayona me apasionan.

-Siempre está la famosa duda de, artista se hace o se nace. Yo creo que se nace y se hace. En primer lugar porque lo tienes que elegir ( o él a tí ) para sentir el impulso de dedicarte a ello. Por otro lado el talento sin constancia, disciplina, formación y horas de dedicación creativa no obtiene sus frutos.

-Yo he tenido la suerte de aprender de grandes profesionales pero sobre todo, de beber de muchas disciplinas diferentes para darme cuenta de que no hay un método que valga. En cada momento de la vida de un artista te convendrá en mayor o menor medida una fórmula diferente. Es difícil aprender a escuchar que necesitamos exactamente en cada momento, y cuestión de valentía el ir a por ello.

-Es satisfactorio para mí que mis compañeros de profesión (actores, directores, productores,etc.) disfruten trabajando conmigo y tengan en el deseo de que forme parte de sus equipos. Me encantaría tener una proyección artística internacional, y poder trabajar en diversos lugares y mercados cinematográficos.

-Me apasiona el cine en todos sus géneros, pero creo que interpretativamente tengo un instinto natural por la comedia. Aunque como espectador me encanta el thriller y me encantaría dirigir drama social.

-Imagino que cada país tiene sus peculiaridades. En el caso de España el cine a crecido muchísimo en las últimas décadas y nuestros directores y actrices/actores han podido destacar a nivel nacional e internacional de una manera muy positiva. Creo que eso abre muchas puertas a todos los que venimos detrás, y espero que así sea.

-Es muy importante valorar el proyecto que te ofrecen y el equipo que lo conforma. Me apasiona conocer compañeros nuevos de profesión y descubrir sus talentos e inteligencias. Y si trabajas con gente por la que sientes admiración, mejor todavía.

Jennifer Rubio

-Cuando terminé la carrera en Madrid, trabajé por un largo tiempo con la compañía de Nickelodeon, realizando espectáculos alrededor de Europa y en EEUU. La oportunidad de trabajar en algo que te apasiona, viajando y conociendo personas de todas las partes del mundo es maravilloso. Cada proyecto se queda en una parte de tí para sumarte, aprender y ayudarte a enfocarte en lo que quieres a partir de ese momento.

-El negocio del casting en estos momentos creo que está viviendo una época sin igual, en la que los self tapes son la nueva forma de visualizarte, al menos durante este tiempo en casa. Hay que quedarse con la parte positiva, esto reduce tiempo en traslados que ganas en investigación creativa y un confort especial de estar en una zona que conoces, y tener ciertos recursos propios a tu alcance.-

-Creo que el recién llegado a la profesión también tiene mucho que aportar a los que llevamos años trabajando en ello. A veces creemos que el método utilizado es el apropiado, sobretodo, cuando nos empieza a funcionar. Pero la gente que empieza en la profesión también tiene una frescura, osadía positiva e ilusión que a veces se va quedando por el camino. Les diría que la relación con la profesión artística es como una relación de pareja, sólo funciona si se te mete entre ceja y ceja, y nos ves más opción.