María Pedroviejo

por Sherif Awad

María Pedroviejo

-En mi familia no hay antecedentes en el mundo de la interpretación. Algunas veces pienso que mi pasión por esto viene de las lecturas y los cuentos o de las películas que vi. Quién sabe. Lo que es cierto es que mi primer texto teatral lo escribí con 12 años y para entonces ya tenía claro que quería ser actriz. Siempre me encantó Grace Kelly. Me parecía que tenía una elegancia brutal. Muy potente y muy cinematográfica. Me encantaba ver cómo bajaba escaleras o simplemente andaba o cogía una copa en alguna secuencia. Estudiaba sus movimientos. También me gustaba Lauren Bacall. En danza, por supuesto Maya Plisétskaya. Y en televisión, veía Un, dos, tres (un programa mítico de la TV en España) y pensaba que Mayra Gómez Kemp era una gran presentadora.

-Para ser actor hay que estudiar, conocer, leer...claro que hay instinto e intuición, pero sostener proyectos sólidos a largo plazo requiere de cierto compromiso con el mundo intelectual. Yo hice Filología Hispánica (aparte de estudiar interpretación) porque me parecía fundamental para entender algunos textos. Además, creo que es importante bailar, cantar, hacer deporte...en definitiva, ser actor requiere tener agilidad física y mental, no solo emocional.

-He trabajado fuera de España (Italia, Portugal, Japón, Alemania...) y me gustaría hacerlo más. Creo que hay grandes posibilidades de aprendizaje fuera de España. En Usa sobre todo. El estrellato es casi casi una utopía, pero claro que me gustaría tener éxito junto a gente de primer nivel.

-Sinceramente, en los proyectos en los que he trabajado la diferencia salarial no ha estado marcada por el género sino por la categoría. Eso es coherente. Por ejemplo, en (Centro Médico) una serie diaria en la que trabajé durante 3 años para TVE, todos los actores cobrábamos igual (hombres y mujeres). Había diferenciás de antigüedad, pero no había distinción de sexos. Pero sí creo que debería haber más roles ejecutivos femeninos en los proyectos de TV. Los comisarios, directores de periódico o de hospitales podrían ser más mujeres. En eso hay diferencias. Nosotras somos más enfermeras, secretarias o chicas de la limpieza. Y las historias de amor. Parece que tenemos que pasar de las historias adolescentes a Los Puentes de Madison, directamente. Hay mucha vida femenina entre los 30 y los 60 para explotar.

María Pedroviejo

-España está incrementando su producción y la llegada de las plataformas internacionales ha ampliado y democratizado el sector. Me parece que estamos en un buen momento. Hay producción y la calidad cada vez es mejor. Tenemos grandes directores que se inspiran en cosas que se están haciendo fuera y no dejan de lado nuestra propia idiosincrasia. Por otro lado, el público español es cada vez más exigente y eso favorece el producto. Cambiar de serie nunca fue tan fácil como ahora. Estamos a un “clic” de nuestros gustos y eso influye mucho en la calidad final. Me parece muy positivo.

-Para nuevos proyectos, hay dos partes: Mi trabajo personal en casa, que es la fase primera. Ahí siempre leo el texto varias veces. Muchas en verdad. Y luego me pongo a soñar. Las decisiones casi las tomo al final, en la fase dos, cuando ya trabajo en set con el director y los compañeros. Pero nunca llego con las cosas claras a la fase dos. Solo con ideas y alguna certeza que viene de la ensoñación con el personaje.

El ladrón de luz

-Sobre ni mejor logro artístico: Suelo pensar que mi mejor resultado siempre está por llegar, porque sigo aprendiendo día a día. Pero ya que tu pregunta es muy concreta, te diré que me encantó trabajar el personaje de Soleen en El ladrón de luz, “The Light Thief, 2015”. Recuerdo que cuando el proyecto se acabó tuve que dedicar un día a decir adiós a esa chica :) Ganar dos premios como mejor actriz en USA por el trabajo que antes mencioné (The Light Thief). Y mi logro personal, que es estár feliz e ilusionada con la profesión como el primer día. Este sería el mayor logro en realidad. Por otra parte, algunas veces siento que el sistema español de casting puede evolucionar y ser más aperturista. Siguiente trabajo: Son de Televisión. Puedo revelarte que mi próximo trabajo está a punto de estrenarse en Amazon Prime. “El Cid”. Mi personaje es Farah, una mujer fuerte y luchadora.

Para las nuevas generaciones: digo: Trabajar, trabajar y trabajar. Soñar, soñar y soñar. No dejarse llevar por las decepciones. Levantarse. Sonreír. Seguir.