Karina Valdez

por Sherif Awad


Karina Valdez

-Soy dominicana, todos mis familiares son de República Dominicana, yo nací y me he criado en mi hermosa isla, mis padres son profesores y tengo un hermano menor que no es tan menor. Siempre fui muy histriónica, me gustaba expresarme, hablar, entretener y hacer reír, pero no fue hasta los 13 años donde fui a ver un monólogo teatral en un festival internacional que se realizó en Santo Domingo, donde me dije: Quiero hacer eso que está haciendo ella sobre ese escenario toda mi vida, me inscribí en la escuela de arte dramático y desde ese entonces el teatro es como mi brazo derecho y mis suspiros. 

-En mi infancia me gustaba mucho Gatubela, era una de mis personajes favoritos de todos los tiempos, siempre me disfrazaba de ella, hubo dos gatubelas que recuerdo Eartha Kitt y Michelle Pfeiffer. En el teatro las divas locales de esa época eran Carlota Carretero, María Castillo, Elvira Taveras, infantiles la Pinky que era un personaje que me gustaba mucho de niña y María Moñito con la cual me identificaba mucho porque era negra como yo. Nunca he sido de ver mucha TV y creo que es un don que tengo jajaja...

-La danza me encantaba quería ser bailarina hasta que me detectaron problemas de coordinación (lo intente, mi mamá lo intento) por lo que, me decepcioné de la danza, aquí venían los ballets cubanos a principios de los 2000 S y esa era una gran referencia. Me gusta bailar mucho ahora, toda la música tropical, africana, donde haya un tambor replicando ahí me encuentran. 

-Fui a la Escuela Nacional de Arte Dramático y tengo un técnico en esa rama, luego seguí tomando talleres y otros cursos, también me interesé por la producción e hice algunos talleres y formación especializada en esa área a distancia en Argentina y en Sudáfrica cuando estuve por allá. 

Pero creo que esta profesión requiere de técnicas, pero más que todo de práctica, es en oficio, donde se debe estar en constante aprendizaje y entrenamiento, no vale que te pases la vida estudiando si no pones en práctica eso que aprendes y pules tu instrumento que son tu cuerpo, tu voz y tu intelecto. 

-Es un objetivo que no me desagrada, pero no es mi meta, si quisiera tener libertad financiara, vivir de mi oficio, actuar y producir y que con el trabajo venga lo que tenga que llegar. Hemos avanzado bastante pero aun en nuestro medio sigue habiendo desigualdad de pagos y tratos por género. Seguimos luchando para erradicar eso, así como la discriminación por color de piel, cabello y la estigmatización de roles por ser mujer y negra. 

-La pandemia honestamente nos ha afectado un mundo, previo a eso no estábamos en el mejor momento, pero la industria cinematográfica ha crecido bastante en los últimos 10 años gracias a la implementación de una ley de cine y hay nuevas oportunidades, pero las demás artes están abandonadas desde el gobierno central, donde los artistas independientes no tienen facilidades de como potenciar ni desarrollar su arte.

-Soy muy crítica con lo que hago, al principio no era tanto así, tomaba cualquier cosa por el hecho de hacer, pero la experiencia te lleva a analizar mejor lo que haces y como te proyectas, en teatro produzco mis obras, así que un poco hago lo que me da la gana. jajaja...En cine trato de tomar roles de mujeres empoderadas y que su historia sirva para ayudar a otras mujeres en condiciones de vulnerabilidad. 

-En teatro: interpretar a Lorca en la Casa de Bernarda Alba dirigida por Isabel Spencer como Bernarda me dio un gran repunte en mi carrera actoral local. En Cine: Mis dos últimos proyectos no se han estrenado, pero estoy muy orgullosa de haber trabajado en ellos y tengo mucha fe en los resultados, pero creo que aun ese proyecto esta por venir. Liborio dirigida por Nino Martínez Sosa; El Blanco. Dirigida por Alejandro Andújar-Ambos dominicanos de mucho renombre en la isla. la pandemia y sus estragos, tengo dos películas en post producción.

-Nuevo trabajo es cerrado hasta que te conocen, a veces quieren solo ofrecerte la prostituta o la sirvienta por ser negra, pero vamos creciendo, diversificando perfiles, haciendo mejores películas, contando nuestras historias y eso hace que la perspectiva de todo cambie. 

-Para los recién llegados: Que trabajen, que se formen, que hagan sus propias cosas, que experimenten, que jueguen, que disfruten los procesos, que entrenen sus instrumentos, que es una carrera muy difícil y llena de obstáculos pero se puede. Por lo futuro retomando cosas, remendando ideas para seguir vivos en medio de esta locura de mundo en el que vivimos actualmente.