DANAE CALLTRO

Por Sherif Awad
Especialmente para www.MeetingVenus.com

DANAE CALLTRO


-Vengo de una familia humilde, amantes de la pintura en lienzo, la danza, la música y el arte escénico. Mi madre modista y diseñadora de hermosos trajes de novia y artísticos para bailarinas. Mi padre artista plástico con una fascinante pasión por la pintura al óleo, pastel y carboncillo.

-Soy la mayor de 3 hermanos, 2 mujeres y el menor mi hermano. De niña muy tímida pero enamorada de la danza y con un gran ejemplo y aliado del deporte especialmente el fisicoculturismo desde muy joven como lo es mi padre, a quien admiro porque todavía lo practica. Mis inicios a los 13 años cuando aún cursaba el bachillerato; era excelente en educación física y mis evaluaciones libres las combinaba con la danza, participaba en todas y cada una de las actividades de teatro. Aunque mi estadía en el colegio no fue la ideal, pues era una niña más que admirada muy envidiada no sólo por mí talento sí no por mi imagen corporal, y el vivir sometida al bulling no me hizo feliz en el colegio, era un colegio ''Femenino'' pero fue él mismo', un trampolín para ser lo que soy hoy día.

-Mis maestras en artes y educación física descubrieron mi talento y me animaron a un concurso en el que la Rectora, máxima autoridad vería mi trabajo y me diera en ése entonces la oportunidad  de conducir, un grupo de porristas ''Animadora'' siendo así la pionera en el 1986 como la más joven en dirigir un grupo de 340 niñas de mi edad y más grandes y llevándolas en nombre del colegio a representarlo en eventos deportivos y culturales. Allí me enamoré totalmente del arte pues no era solo ejercicio, combinaba la disciplina del deporte con la expresión corporal. Estudiaba y trabajaba al tiempo. Sacaba el tiempo para no descuidar mis estudios y nunca dejé de ocupar los primeros 3 puestos como la mejor estudiante, me gradué con méritos y al salir al mundo real, con dinero que tenía ahorrado ya tenía conocimiento de las grandes que me inspiraron, compré mis primeras lecturas en danza y teatro y me cautivo mucho la vida y obras de Anna Pavlova y me inspiró mucho Isadora Duncan, luego Michael Jackson, y todas las películas de danza y musicales que no me perdí. Así mismo entré al Ballet de Colombia con la Reconocida y ya fallecida Sonia Osorio, también asistí a la Federación Internacional de Baile Deportivo y realmente tenía un gran futuro, salía en medios  de televisión, entrevistas y presentaciones, pero a los 19 años sufrí un accidente doméstico al que no le preste mucha importancia, al pasar pocos días, note que lo que había soñado se había esfumado. Perdí la facultad de mi flexibilidad, desgarrando mis músculos lumbares y causando dos hernias discales, por falta de tratamiento oportuno empecé a sufrir de la cadera y los nervios ciáticos y un síndrome piramidal que me llevaron a la constante utilización de bastón, silla de ruedas y muletas por años, aún así, sacaba fuerzas y bailaba,  tomé seminarios y talleres de Danza Árabe, Pole Dance y cursos de otros géneros pero me enamoré de la DANZA ÁRABE también la enseñaba y me dedique a estudiar y querer saber más y más, cuando entré a la Universidad fui rechazada porque mi perfil  no era de estudiante si no de Docente... No sabía si ponerme feliz o triste, pues seguí enseñando. Y no paré de hacer Danza Árabe.
Gracias a todo lo que ya había hecho abrí mi propia academia desde muy jovencita y mis clases eran mi propia terapia, habían episodios de mi salud que me imposibilitaba hacerlo todo, pero tuve pupilos que me apoyaron en todo. En mi país Colombia hay gran potencial artístico pero para ser reconocido se necesita no sólo de un talento. Estudie Modelaje, actuación para cine y televisión y técnica vocal. Todo ello lo combiné, salí en varias novelas, produje un tema musical pero si no tienes el presupuesto económico, o no muestran más piel o no te acuestas con los directores de una producción, no hay talento que valga. Desisti sin frustraciones porque se lo que soy aprendí, sigo enseñando  desde hace 33 años y aún bailo mientras no tenga episodios ahora con una Fibromialgia que afecta enormemente mis habilidades Corporales.

A mis mejores pupilos quienes son los mejores Artistas en mi país, aún les asesoró y cuando piden consejo allí estoy, yo estoy en el anonimato dedicada a la danza como terapia de sanación y acondicionamiento físico, me va bien me siento feliz y lo único que me inspira en este momento a mis 46 años, soy yo misma, a salir adelante y ser un ejemplo de superación.  Mis proyectos están en seguir ayudando a las personas a lograr sus objetivos en condición física y dar los mejores consejos y asesorías a quienes aman el arte y de el quieren vivir porque les apasiona. Arte no es todo lo que nos muestra el mundo de hoy. El arte en cualquiera de sus expresiones debe ser limpio, exquisito y de ejemplo. Pero hoy poco... (Las letras de las canciones degradan e insultan a la mujer, el baile es un manoseo que más parece sexo con ropa, el cine si no hay sangre y desnudos con sexo, y drogas no es de interés). Difundir a quien tenga amor propio y tratar de rescatar el arte es una tarea difícil, pero... Pues en eso estamos. El arte un significado de razonamiento de identidad cultural, único en cada ser. Sigo Danzando Árabe y es mi estilo de vida y mis terapias para mantenerse no sólo joven  si no  menos dolida por mis achaques de salud.