Karen Sotolongo

por Sherif Awad

Karen Sotolongo


-Vengo de una familia humilde y muy trabajadora en Cuba; mi maravillosa madre es de una ciudad llamada Matanzas y mi fuerte padre de Santa Clara. Crecí entre las dos ciudades pero sobre todo en el mar de Varadero. 

-Mi abuelo materno, poeta y repentista nos inculcó la poesía y la música, por lo que crecí tocando las claves en un grupo musical que tiene uno de mis tíos, a la vez que mi abuela materna me llevaba a clases de ballet, luego nado sincronizado, piano, pintura y más tarde teatro. A los 18 años me fui a estudiar a La Habana, donde viví por 10 años y conocí lo mejor de la cultura de la época. Doy gracias a grandes amigos de todas las manifestaciones artísticas que tanto me han aportado como ser humano y artista.

- La ciudad donde me críe, es conocida como la Atenas de Cuba, los artistas que ha dado. Mis ídolos eran poetas como Dulce María Loynaz, José Jacinto Milanés o José Martí con su luz de pensamiento. Cuba es un país fundamentalmente musical, todo cubano tiene mucho ritmo en sí y el oído muy desarrollado; y Matanzas es ciudad de folclore afroamericano, donde se creó la rumba, el danzón y el danzonete, hay quien dice que también el mambo. A escala mundial siempre fui muy amante de la música brasileña, el jazz norteamericano, el reggae, el hip hop y la música clásica de Beethoven, Mozart y Chopin; heredadas de las clases de piano. 
Como somos un país bloqueado económicamente por el gobierno norteamericano, hace unos pocos años que hay internet, pero la televisión cubana siempre tuvo muy buenos filmes internacionales, Charles Chaplin, Laurel y Hardy, Spielberg, Fellini, Kurosawa, Godard o Kubrick eran solo algunos de los nombres que se leían cada semana, además de la cinematografía cubana tan grande que existe de directores como Tomás Gutiérrez Alea, Humberto Solás, Juan Carlos Tabío o Fernando Pérez. Si a esto le sumamos un ídolo del ballet mundial de muchas niñas de la época como lo fue Alicia Alonso, obtendremos una gran diversidad cultural.

-Bueno ser artista es muy difícil, a diferencia de lo que muchos piensan hay que estudiar muchísimo. Debe uno de preocuparse por todas las artes pues están íntimamente relacionadas, a la vez de tener un conocimiento general de biología, política, física, química, lenguas, matemáticas, geografía, todo esto nutre la personalidad del artista; quien está destinado, tanto como un médico, a curar, pero el alma.

- Creo que un artista es alguien que tiene algo que expresar y, personalmente, busco ser útil ayudando social  y universalmente. Si “siendo una estrella” llegamos a ayudar para bien a más seres vivos pues bienvenido sea.

- Pues siendo mujer por supuesto que sí. La primera película que se hizo en la historia del cine fue una mujer: Alice Guy y desde hace solo unos 20 años es que comienza a reconocerse así; además solo una mujer ha ganado una vez un Óscar como mejor directora en la historia de esas premiaciones, ¡imagínese!  Frente a un equipo de rodaje cuando empecé a estudiar las féminas siempre eran actrices, o de dirección de arte o en último caso de fotografía (en pleno siglo XXI) como si hiciera falta volver a demostrar la valía y fuerza que poseemos.
Si a eso le sumamos que soy una mujer caribeña en Europa, tenemos como resultado el racismo, que tristemente también perdura muchísimo en la región europea en general. Los que venimos de países más cálidos somos mal vistos, como si no existieran personas capaces e inteligentes en todas las regiones de este planeta.

- Mi Patria, Cuba, tristemente es un país que se enfrenta a una situación económica muy precaria, por los motivos que ya mencionaba anteriormente. El comercio al estar limitado, frena demasiado el progreso monetario; ello provoca la escasez de recursos para grabar sonido, filmar, decorar, transportarse, alimentarse bien. Pero no puede frenar la imaginación y creatividad del cubano, que tiene una fuerza interna (bomba, como nosotros le decimos) que no tiene límites. Las cubanas y los cubanos son seres humanos que se crecen ante todo y no se dejan amilanar, eso lo vemos en sus enormes músicos hoy día, en la grandeza de su danza, en sus pintores con exposiciones en los mejores museos del mundo, en las becas que obtienen cada día sus escritores para hacer maestrías y doctorados en afamadas academias de otros países, en sus actrices y actores en grandes producciones de cine, o en un lenguaje audiovisual que cada vez es más propio y con un discurso tan inteligente como hemos heredado de nuestros antecesores.

- Con mucha paciencia sobre todo jajajajaj jajajajaj. En el cine hay que trabajar en equipo, coordinarse todos a nivel de pensamiento y respeto no es fácil. Hay que lograr hacer equipo para apostar todos por una misma idea que sea la más sabia para todos. 
- De momento cuidar mucho a mi familia y darles amor en casa, para que esta crisis mundial que estamos pasando atravesando con el coronavirus no nos afecte. Sin amor y vida no somos nada.
Más adelante cuando todo pase he dejado unos 5 proyectos de filmaciones que vamos encaminando. Y para el próximo año iré a hacer una maestría en una gran academia de cine de New York.