Virginia Gomez

por Sherif Awad

Virginia Gomez


-Antecedentes artísticos en mi familia nunca hubo, lo que si recuerdo desde muy pequeña es la afición de mis padres por acudir al teatro, al cine y su afición a la lectura; viajar y conocer todo tipo de ciudades y culturas.
Desde pequeña, acompañaba a mis padres a ver obras de teatro, danza clásica, opera… a los 9 años vi por primera vez La casa de Bernarda Alba, de Lorca, fue todo un impacto para mi, recuerdo hacer muchas preguntas sobre su historia, ya que a esa edad se me escapaban muchas cosas que no podía entender. Mi madre me explicó perfectamente!
El personaje de Martirio fue el que más me impactó y el que menos comprendía en esa época, he visto representada esta obra un centenar de veces. 
Casi me desmayo cuando hace unos tres años un director de teatro me llamó para representar a Martirio en una de adopción de La casa de Bernarda Alba. Personaje que quiero con locura.
Durante mi infancia/adolescencia me gustaban muchas actrices del Hollywood antiguo como Vivian Leigh, Eleanor Parker, Joan Crawford, Bette David, Olivia de Havilland, me gustaba, bueno me siguen gustando también ahora, todo tipo de pintores, músicos callejeros y la música rock, en especial el rock inglés.



En realidad, mi padre no me dejó estudiar nada artístico, era muy buena dibujando, bailando, cantando y siempre inventaba historia que yo misma interpretaba a mis amigas, siempre lo hacia todo a escondidas. 
Estudié económicas y derecho, incluso seguí estudiando masters de economía en Inglaterra cuando terminé la universidad en España.

Virginia Gomez

Después de casada y trabajando en una Entidad Financiera, empecé a estudiar en escuelas privadas interpretación ante la cámara y teatro.
Se puede estudiar y aprender, como todo, pero en concreto, el tema artístico, si no lo llevas dentro, si no nace de ti, difícilmente podrás desarrollarlo y mucho menos disfrutarlo.
Como digo, trabajé en un banco durante muchos años hasta que finalmente lo dejé para dedicarme a lo que siempre he querido, interpretar.
Con respecto a si es satisfactorio e importante alcanzar el estrellato, pues si! Si que lo es.
Es muy satisfactorio y me siento totalmente plena cuando, despues de meses de ensayos, me subo a un escenario y el teatro está lleno y el Público se levanta para aplaudirme, me espera en mi camerino para hacerse fotos conmigo, entregarme flores y bombones y darme la enhorabuena, si! Totalmente satisfactorio y gratificante.
El tema del estrellato en cine, es mas difícil, al menos lo está siendo para mí, mi opinión personal sobre porque, prefiero reservármela, lo que si diré es lo que la gente comenta a cerca del cine en España: “ siempre son los mismos actores y mismas cara conocidas”.
Sobre el género (masculino/femenino) en el mundo del cine, considero que para la mujer, es un reto mayor que para el hombre, solo hay que fijarse en las películas, en su gran mayoría, están protagonizadas por hombres. 
Ejm: películas de superhéroes, cinco o seis superhéroes hombre y a lo mejor una superheroína; películas de mafiosos…el 99% de los personajes son hombres; películas de la guerra y del oeste, como la de los mafiosos; en las comedia, rara vez la mujer es protagonista… Podría seguir pero creo que queda claro a lo que me refiero.
En los equipos de rodaje, técnicos, eléctricos, decoradores, maquilladores, vestuarios, directores, montadores, cámaras, sonido…la mayoría son hombre y no es porque no haya mujeres que desarrollen el mismo labor.
Esta es mi percepción y mi opinión con respecto a mi trabajo como actriz en España.
Por otro lado decir que la gente y muy especial un tramo largo de entre los 15 y los 45 años, prefiere pasar todo el día o la tarde en un bar y/o discoteca que acudir al teatro, ver una exposición, visitar algo…Cuando en realidad hay tiempo para todo.
En mis días libres me encanta estar de cervezas con mis amigos el paseo junto a la playa, pero saco tiempo para ir con mis hijos o sol a alguna exposición itinerante que pase por la ciudad, o pasear por el centro y fijarme en los edificios antiguos, ir al teatro, a los micro-teatros, pararme en la calle y escuchar a los músicos callejeros… siempre hay multitud de actividades culturales a las que la gente no acude aunque las tenga delante de sus narices. Ni si quiera se interesan por saber que actividades culturales hay para poder decir que no están interesados.
Abordar una obra de teatro:  
Lo primero que hago es hablar con el director sobre su visión de la obra y mi personaje, para luego ir más rápido en mis primeras lecturas, porque asi ya voy viendo en mi personaje las intenciones y su personalidad. Después hago trabajo de mesa individual que consiste en estudiar mi personaje, como es, como andaría, hablaría, como piensa, como se vestiría, cual sería su voz, sus gestos, sus maneras de hacer y decir las cosas…todas esas pistas me las da el texto leyendo como mi personaje interactúa con el resto y su entorno. Me documento también sobre la época en que se escribió para comprender el cómo pensaría en esa época y justificar en muchos casos su comportamiento o expresiones.
Después en lo ensayo también me gusta hacer trabajo de mesa con el resto del elenco y ya sobra las tablas soltar texto y jugarlo de varias maneras hasta llegar al personaje más rico en el sentido más amplio.
Mi mayor logro artístico sin duda ha sido el teatro, pues yo empecé estudiando cine y el código teatro es muy diferente. En teatro directamente me dieron el papel protagonista como Martirio (en Bernarda Alba) pues en esta adaptación es ella la protagonista, una actriz de la compañía se salió y en dos semanas se volvía a representar asi que me preparé el papel si haber hecho nunca teatro. 
Sin duda fue mi mayor logro y el más satisfactorio pues es la obra que más represento, siempre se agotan las entradas y siempre obtengo los mejores comentarios y felicitaciones del público y de la gente del mundo artístico.
El tema de los castings en España, no sabría que decir exactamente, por mi experiencia, o te llaman directamente directores porque te conocen a través de alguien o te han visto, o te los consigue, en mi caso, mi representante.
No hay mucho casting en abierto y cuando lo son, son magallánicos, multitudinarios y para figuración o pequeña parte a lo sumo.
Es habitual la práctica en España hacer cursos intensivos de dos días con directores de casting, especialmente directores de series de televisión. Pagas el curso, entorno a los 200 euros y tiene una posibilidad de que ese director trabaje contigo durante media hora una escena y te vea directamente. Por otro lado, rara vez buscan caras nuevas especialmente mujeres de entre 40 a 55 años.
Una “historia” real que me pasó: Mi representante me opcionó para coprotagonista de una serie pues pedían una mujer de 40 años cuyo marido (protagonista) rondaba los 50, finalmente me eligieron a mí, pero el productor tomó la decisión de cambiarme por una actriz de 25 años, que interpretaría el papel de mujer de unos 40 años la cual sería la esposa del protagonista de 52 años. Matrimonio con hijos que tendría prácticamente la edad de ella. Esa actriz es una cara conocida del mundo de la televisión española. Creo que con esto lo explico todo.
Mis consejos para los que se inician en este mundo, es la constancia y el continuo estudio y entrenamiento. Yo todos los días hago algo, tenga o no personajes y guiones que estudiar. Todos los días canto o leo en voz alta con distintas voces, invento alguna pequeña historia, hago ejercicio, veo pelis que he visto mil veces y me fijo los detalles de los actores…sigo estudiando en escuelas, hago cursos intensivo, veo y leo teatro… En resumen, hay que HACER todo el tiempo.

Mis proyectos real y futuros son seguir con mis obras en curso que son tres más dos estrenos de dos obras nuevas. En cine tengo para final de año un proyecto en el cual soy protagonista. ¡Entre medias hay algunas cositas más a las que estoy propuesta, pero mi manager no me deja aún hablar de ello! 
Para despedirme os mando un abrazo enorme, daros las gracias por esta entrevista y los que empiezan en esta profesión decirles que la constancia es una de las claves para triunfar, al menos lo es para mí.