Inma Ochoa


Por Sherif Awad

Inma Ochoa


-Nací en diciembre de 1963, en Logroño, La Rioja, (España), en el seno de una familia tradicional. La tercera de cuatro hermanos. Que yo sepa, hasta ese momento, nadie entre mis antepasados y familiares, se había dedicado a las artes ó el entretenimiento. Sin embargo,  fue mi padre, un reconocido anticuario, quién alimentó mi interés en las artes. Por imitación,sin saber leer, yo devoraba las imágenes de sus  libros de arte sobre Pintura Flamenca, El Greco, Velázquez, Miguel Ángel… Diría que fue él, quién me enseñó a cantar cuando me llevaba en coche al colegio, quién  me llevaba de paseo a ver a su amigo el fotógrafo y yo le pedía que me hiciese fotos encantada de posar para la cámara! Yo tenía una poderosa imaginación que me hacía vivir con intensidad cualquier evento o conversación, y lo trasladaba a mis juguetes, muñecas, a mis dibujos y disfraces.Y aprendí a leer y escribir, llegó la televisión y con ella , el cine musical, el teatro y todas las piezas encajaron en mi cabecita.Yo quería ser actriz!

-La lista es larga de mis models: La Televisión de aquella época, me puso en contacto con las estrellas del momento de  mi país y del cine americano. Conocí a Lola Flores, Marisol, Fred Aster y Ginger, las películas de Walt Disney, Michael Jackson…En el programa “Estudio 1”, daban teatro grabado y me robaron el corazón Julia e Irene Gutiérrez Cava, Jose Mª Rodero...La lista se amplió. En teatro: Els Joglars, Tricicle …En cine, Katherine Hepburn,Bette Davis, Hitchcock, Spielberg, Kubrick, La Guerra de Las Galaxias…Marlon Brando, Vivien Leigh… y  Meryl Streep...
-La formación de un artista es fundamental, en cualquiera de sus disciplinas. En el caso de las actrices y actores necesitamos conocernos mucho, ya que somos a la vez instrumento e instrumentista. Educar nuestro cuerpo, nuestra voz, nuestra mente… Aprender muchas técnicas, pantomima, verso, canto, ballet, música, y de la ciencia, la historia...Porque cualquier estudio, conocimiento, carrera o trabajo que realicemos, cualquier experiencia de nuestra vida o de otras personas, es finalmente material interpretativo. Se dice que el artista, nunca deja de forjarse, y puedo decir por mi propia experiencia, que es absolutamente cierto. Siempre he reservado tiempo y dinero para realizar cursos específicos, y seguir indagando y experimentando para ampliar mis recursos y pulir mi arte. Para seguir entrenándome.
-Lo cierto es que no sé qué es el estrellato, y por tanto no sé si es satisfactorio. Lo que sí que conozco es la satisfacción de un trabajo bien hecho, el aplauso y la acogida del público, que a fin de cuentas es para quién nos esforzáramos y a quién nos entregamos. Y es simplemente delicioso. Es el motor de mi trabajo. Es el baremo con el que puedo evaluar mis resultados y el aliento para seguir perfeccionándome. Y por supuesto, que deseo abrir horizontes y poder ofrecer mi trabajo en otros países, cuanto más aprendería! Sólo he cruzado el charco, en dos ocasiones, a La Habana y a Miami; pero esa experiencia de intercambio cultural, fue un gran regalo y avance en mi  vida artística. 

- Por supuesto hay desafíos de género. Para empezar, faltan personajes femeninos de responsabilidad, de peso, tanto en el teatro como en el cine y la televisión. Se va abriendo poco a poco esa posibilidad ; pero no a la velocidad que refleja nuestra sociedad; por lo menos en mi país. También la edad de las actrices influye  claramente en la selección . Si hay pocos papeles femeninos, estos serán para las Venus  de hasta 25 años, a los 35, empieza a bajar la demanda de actrices, desciende en los 45, y casi desaparece en los 50; frente  a la posibilidad de los actores que pueden seguir siendo protagónicos más allá de los 60. Las actrices debemos demostrar en todo momento, que si somos bellas, además somos buenas actrices, y si no somos bellas, según los cánones, entonces, debemos demostrar que somos actrices sublimes, para acabar asumiendo papeles de reparto.

- Actualmente, y debido a la situación de confinamiento generada por el COVID-19, la situación de la profesión en mi país es de banca rota, si se puede decir.Grandes pérdidas económicas en las productoras por el cierre de eventos, teatros, rodajes…y el efecto en cadena para los trabajadores asociados tantas artistas, técnicos, taquilleros ….Es dramático. Desde luego, no es algo que se pudiera predecir; pero la falta de una estructura previa, que permita crear pequeñas compañías de teatro que pueda contratar y  asegurar a  sus trabajadores, la falta de regularización en las pequeñas salas, los elevados  alquileres  de los teatros, la subida del Iva en las entradas, la errónea idea política, de que el arte , la cultura y el ocio, no es rentable, no ha permitido desarrollar al máximo las posibilidades de creación de empleos y la consiguiente industria del entretenimiento. Y esa situación, es muy vieja. Hace sólo   un par de años, AISGE, la entidad que gestiona los derechos de imagen de los artistas intérpretes, presentó una encuesta en la que concluyó que sólo el 8 % de la profesión trabajaba en condiciones laborales óptimas , y calificó la situación de catastrófica. Por otra parte, ya se están tomando medidas para la recuperación del sector, y con la llegada de las nuevas plataformas de audiovisual, hay esperanza de crear muchos nuevos puestos de trabajo, y ampliar ese 8%. Somos un país dotado de muchos y grandes artistas en todos los ámbitos, y hemos demostrado que aún en estas penosas circunstancias, somos capaces de adaptar nuestro arte a las nuevas tecnologías y ofrecer el mejor entretenimiento a través de las redes sociales, para seguir alentando  a nuestro público.

-Normalmente con mucha alegría me acerco a nuevos roles. El solo hecho de que piensen en ti  como la actriz idónea para un papel, es, ya todo un logro. Después leo y leo y leo la obra o guion, y cuando ya tengo una idea del mundo en el que va a vivir y respirar mi personaje, empiezo a trabajar sobre él, porque cada género requiere un tratamiento distinto y por tanto una energía y construcción del personaje adecuadas. En el terreno más naturalista, soy clásica: Análisis del texto profundo. Diría que soy un cirujano forense, que abre un cuerpo y examina cada parte  de la anatomía.Los porqués y para qué. Los deseos , los objetivo, su manera de pensar, de sentir y su expresión física. Como sabemos, mucho trabajo detrás de la cámara o entre bambalinas, mucha imaginación y mucho ensayo y error , mucha memorización tanto de letra como de acting y luego, dejar que el director o directora, regule y conduzca todo eso!
-Uy! Qué pregunta sobre nuevos proyectos! Soy incapaz de reconocer cual  de mis trabajos ha sido el mayor logro. Porque, cada uno de ellos, ya en su momento lo supuso. Podría citar algunos trabajos que merecieron premios y nominaciones a la mejor  interpretación femenina como el cortometraje “Maldito Patín”, el monólogo de “La Mujer Judía”, que fue galardonado con dos Premios a la Mejor  Actriz  y la nominación a Mejor Actriz de Musical , por “Cacao”. Pero en realidad, el  personaje que tengo delante de mi mesa de trabajo, es el que me impulsa a crearlo con tanta dedicación y amor, como para que merezca  un Max ó un Goya, aunque eso no pase. Si el público te devuelve su consideración, misión cumplida!  Estoy a la espera del estreno en junio, de la última serie en la que participé : “Benidorm”, a través de la plataforma digital de Mediaset . Formo parte del elenco, con un personaje: Sole, la señora de la limpieza del Hotel Benidorm. Algunos de mis  proyectos, se paralizaron con la pandemia, y  de los venideros, todavía no puedo informar. Tengo esperanza en que todo empezará a reactivarse pronto y volveremos a trabajar con más dedicación si cabe, para ofrecer el  mejor entretenimiento a nuestro público. Esa es mi determinación.

Inma Ochoa

Nos hacemos falta (Tilt, 2001)

-Parece el casting que incluso en esta situación de confinamiento, se están haciendo algunos castings, supongo en preparación para los proyectos que han quedado en suspense . En este momento, aunque ya se estaba empezando a utilizar esta fórmula, el casting, se ha convertido en Self tape.Por una parte, el self tape, tiene la ventaja de no sentir la presión de estar en una sala con 25 compañeros más. Por otra parte, el hecho de trabajar sin directrices del director/a de casting, que regule tu propuesta, es cuando menos, arriesgado. Y los presenciales, que nuestros directores de casting , cuidan mucho que no sean masivos, sino después de una pre-selección , siguen siendo competitivos, por la razón que comenté antes. Somos muchos, tienen dónde escoger y hay poco trabajo. En este momento, cabe destacar la labor de Leira y Serrano Casting, que nos están ofreciendo a todos los actores y actrices, la posibilidad de grabarnos en casa diferentes separatas de series ya emitidas, para nuestro entrenamiento personal y ellas mismas tener estos ejercicios de interpretación como material para conocer a muchos más intérpretes y ver muchas más vertientes de los actores y actrices que ya conocen. También aquí siento que ha empezado la revolución en este sector.Y es de agradecer.

-El hecho de llevar más de 30 años ejerciendo mi profesión. Entre 200 a 300  personajes a mis espaldas, que van desde performances, comedia del arte, cabaret, teatro musical, zarzuela, costumbrismo, drama, tragedia, comedia, verso, realismo, sitcom, cine,  y televisión. Y lograr que cada uno de esos “seres” que creo,  sea  único, singular  y creíble ; y que mi transformación sea  total, en lo síquico, lo emocional y lo físico. Aunque creo, que más que un logro, sigue siendo  mi desafío, en cada ocasión.

-Consejo para los recién llegados: Fórmate. Sigue estudiando, sigue formándote, no des nunca por acabada tu formación. Ten otra carrera o propuesta de trabajo alternativo, nuestra profesión es incierta y caprichosa. Sé generoso. No hay ninguna interpretación correcta que no se base en el otro. Sé fuerte y valiente. Deja siempre buena huella en tus castings, audiciones y trabajos, más allá del si o él no, o del llamado éxito o del llamado fracaso. Como artista, deja atrás la negligencia y la arrogancia porque ninguno de ellos son soportables, si no estás muy bien amueblado como persona.