Sara Souza

por Sherif Awad 

Sara Souza

-Nací en una familia de artistas. Mi madre fue una gran actriz, bastante reconocida; Pilar Souza; y mi padre un gran bailarín clásico; José Mancillas. Así que, crecí en los escenarios cuando acompañaba a mis papás a sus clases y ensayos. No recuerdo si la primera obra que ví como público fue “Los Títeres de Cachiporra” de Federico García Lorca pero si recuerdo que me impresionó y me fascinó. Mi papá actuaba en ella y además fue el coreógrafo. Hasta la fecha es una de mis obras favoritas. Pero cuando decidí que yo quería estar arriba de un escenario, fue cuando mi papá nos llevó a Bellas Artes a ver al Ballet Bolshoi; creo que era su primera visita a México y todo el mundo quería ir a verlo. El daba clases en la Escuela Nacional de Danza y creo, la verdad yo era muy chiquita; no estoy del todo segura; creo le obsequiaron los boletos. Así que fuimos a Bellas artes a ver el ballet “Carmen” de Bizet. Maya Plisetskaya era la Prima Ballerina y obvio, interpretaba a Carmen. Cuando la vi bailar, algo pasó en mí y decidí que quería ser bailarina. Yo quería conocerla pero ni siquiera porque mi papá era maestro de la escuela nos dejaron pasar a camerinos. 

De pronto alguien dijo: -¡Se está yendo!- y todos salimos corriendo al estacionamiento; yo recuerdo que solté la mano de mi papá y como estaba muy chiquita me escabullí entre la gente y llegué al coche, ella tenía la ventana abajo para saludar a la gente, aproveché y me lancé a la ventana, no sé como mi papá me alcanzó y me subió para poderla ver y le dije que yo de grande quería ser como ella, ella sonrió, saco una foto, la autografió y me la dió. Al día siguiente la compañía se presentaba en la entonces “Arena México”. Mi pobre papá se pasó toda la noche haciendo fila para poder comprar boletos. Yo ví toda esa función parada, pegada al tubo que separaba al público del escenario; no sé en que momento, mientras bailaba, la señora Plisetskaya me vió y me reconoció y al final del espectáculo mandó por mi. Estuve platicando con ella por poco más de una hora. Así fue como me interese en el arte. La vida me fue llevando por otros caminos y terminé estudiando actuación; a lo cual me dedico ahora y me apasiona igual que el ballet.

-Mi modelos a seguir Pues obviamente, mi mamá y mi papá. Maya Plisetskaya, Mijkhail Baryshnikov, María Rojo, Héctor Bonilla, Angélica María, Cesar Costa y todos los actores que compartían escena con mis papás. Ya de adolescente me impresionó Meryl Streep, Glenn Close, Robert De Niro, Gary Oldman… si se vale decir, de niña, siempre jugaba con mis amigas a “Los ángeles de Charlie” y yo siempre escogía ser Jaclyn Smith. (Kelly)

-Ser artista no es cosa fácil. Lleva una gran responsabilidad y compromiso. Tienes que vencer obstáculos y retos. Estudiar es muy importante; uno se puede ir “haciendo sobre la marcha” pero siempre es importante estudiar y sentar las bases. Tener el temple para aceptar que no ha todo el mundo le va a gustar lo que hagas y no esperar que te aplaudan siempre pero también disfrutar del triunfo sin perder el piso. Para mí ser artista es hacer lo que me gusta y SIEMPRE dar lo mejor y seguir adelante a pesar de todos los éxitos y fracasos que se puedan presentar.

Sara Souza

-Si, es muy satisfactorio Lo que he logrado hasta ahora ... AMO lo que hago. Creo que el éxito o el estrellato es una consecuencia al hacer bien tu trabajo; es muy gratificante cuando te reconocen y te felicitan por ello, pero no empecé a estudiar Danza y Teatro pensando en que me iban a conocer en todo el mundo si no para satisfacer una necesidad de expresar. Una necesidad de comunicar sentimientos y emociones. Agradezco mucho ese reconocimiento y lo disfruto pero creo que, si dejo de hacer bien mi trabajo y solo me concentro en la fama puedo perder todo lo que he ganado.  Uno no puede hacer arte pensando en que va a ser famoso y millonario porque no siempre resulta así. Como dije antes, es una muy agradable y satisfactoria consecuencia.

-Sobre desafíos relacionados con el género:¡Muchos! Cada día hay más competencia, cada día más mujeres empiezan a hacer doblaje y son muy buenas. Tienes que estar actualizándote todo el tiempo para no perder el lugar alcanzado y finalmente, sigue siendo un mundo de hombres, entonces, generalmente hay más papeles para hombres que para mujeres. “¡Actualizarse o morir!” 

 

-Lamentablemente, en mi país las artes son cada vez menos apreciadas por nuestros dirigentes. A menos que pertenezcas a alguno de los grandes consorcios televisivos, el apoyo para la cultura cada vez es menor. Y tal pareciera que te hacen un favor si logras conseguir algún apoyo de alguna institución gubernamental. El arte en mi país lo hacemos los actores, bailarines, músicos, cantantes, pintores, escultores, etc…con nuestro propio dinero o el apoyo de alguna institución privada. Son muy pocas las dependencias públicas que nos apoyan. Y bueno, en este justo momento, con la pandemia, es peor. El arte se hace en casa casi gratis.

-Para las nuevas obras ofrecen,  primero las leo. Si son de alguna época en especial, averiguo lo mas que puedo sobre el tema y voy creando mi personaje con ayuda del director. En doblaje es diferente. En doblaje, como actriz, no tenemos tiempo de estudiar al personaje y crearlo, aquí ya está creado y solo hay que prestarle la voz para que hable en español. Pero es más difícil, porque tienes que hablar, reír, llorar, toser… al ritmo de otra persona y tu único apoyo es lo que el director de doblaje te cuenta sobre la película (el/ella la ven antes) y tu personaje. Como directora, tengo que entender a cada personaje, solo con lo que veo en pantalla y leo en la traducción/adaptación y lo que yo investigue sobre la historia para poder guiar a los actores que van a interpretar a los personajes y empatar la calidad de la actuación y que no desmerezca.

-Como mi mayor logro artístico, En teatro, “La verdad sospechosa” de Juan Ruiz de Alarcón, donde interprete a Doña Jacinta, cuando era parte del grupo teatral “Novissimo”. En doblaje, tengo varios personajes que he interpretado que me gustan mucho y que sé que han sido del agrado del público. Pero solo te dire algunos. Grace en “Will & Grace”, Rizzoli en “Rizzoli and Isles. Serlena en “Hombres de Negro II”, Elizabeth en “Elizabeth: La edad de oro”, Summer en “Definitivamente, tal vez” y en videojuegos creo que la que más ha gustado es Moira en “Overwatch”.

-Sobre el casting en Mexico,: Muy competitivo. Cada vez hay más compañías de doblaje y agencias de publicidad y representación. Y como te dije antes, a veces, somos cada vez más mujeres compitiendo por un mismo papel y los grupos de trabajo son muy cerrados.

Par nuevas artistas: Mis consejos: que se preparen. Que estudien, que lean mucho. Que sean tenaces.   “Comer y sobrevivir”. Ya en serio, por lo pronto recuperar el nivel que tenía tanto como actriz y directora de doblaje, en cuanto termine la pandemia y a futuro, hacer más teatro y dirigirlo también.