Alicia Gonzalez Rey

por Sherif Awad

Alicia Gonzalez Rey


Hola www.MeetingVenus.com,

Soy Alicia Gonzalez, nací en Cádiz, donde el arte pertenece a la propia naturaleza de las personas que nacemos allí. Mi padre quiso ser actor de joven, pero esto nunca me lo confesó, lo se por un diario suyo que apareció en la casa de campo donde pasabamos los veranos. Él siempre nos ha inculcado a mi hermano y a mi el amor por la curtura y el arte. Hemos visto cine desde muy pequeños, hemos escuchado todo tipo de música, hemos estado en contacto directo con la pintura, la fotografía y la escultura, ya que todas son formas de expresión de mi padre.

Mi madre es una contadora de historias instintiva, una mujer inteligente que puede hacer todo lo que se propone.  Ella tiene sangre vasca porque mi abuela era de Bilbao y cantaba como los ángeles mientras cocinaba purrusalda o freía pijotas. Mi madre me apuntó a clases de ballet con 4 años y desde entonces la danza ha sido una de mis formas de expresión favoritas.

Cuando veía las películas clásicas en casa con mis padres, ya deseaba poder cambiar de personalidad y disfrutar siendo otras.

Siempre he tenido una imaginación desbordante y una manera peculiar de contar historias por medio del teatro, la fotografía o mediante piezas audiovisuales.

Tambien me gustaba escribir. Lo hago desde el colegio, pero mi absoluta timidez hacía que nunca mostrara mis historias y cuentos. Prefería catear que salir a la pizarra. Así era yo en el colegio, una larguilucha con gafas que se ponía colorada en cuanto la miraban.

-Como lo primero que hice fue bailar, mis primeros intereses fueron marcados por mis profesoras, que nos hablaban y mostraban videos de Maya Plisétskaya, Alicia Alonso, Cristina Hoyos o Nureyev, Nacho Duato, Victor Ullate, Antonio Gades, etc ... muchas y muchos maravillosos.

Recuerdo películas que me marcaron como "Paso Decisivo", "Gilda, "Historias de Filadelfia", "Poltergueist", "Excálibur", las primera de Almodobar...son tantas que os aburriría...pero si que pertenecen a épocas y géneros diferentes, ya que veía todo lo que me ponía por delante. 

Cuando cumplí 18 años tenía claro que quería estudiar Arte Dramático y con el apoyo de mis padres, fue lo que hice.

Por aquella época, también me regalaron mi primera Canon y hacía fotos en Blanco y negro influenciada por Helmut Newton, mi fotógrafo fetiche. 

La curiosidad es el valor mas importantes para el desarrollo de una persona. Creo que una alguien que no tiene curiosidad por aprender, no puede crearse opiniones ni reflexionar. Te da valor para aprender y encontrarte contigo misma, y con el mundo. Un mundo que, a veces, no es muy bonito. 

Estudiar es absolutamente necesario para cualquier profesión, nos enriquece, nos da herramientas que nos hayudan en el ámbito laboral y nos da alas porque abre nuestra imaginación y nuestras posibilidades de vida.

Un artista nace y se hace. Creo que nadie decide ser artista por que sí, creo que tienes que tener una vocación lo suficientemente potente como para decidir dedicarte a cualquier área del arte. Y como todas las artes están conectadas, terminas estudiando o enriqueciendote con todo, teatro, música, pintura, fotografía...es imposible que no sucumbas a estudiar toda la vida adentrándote en mundos nuevos que pueden hacerte prosperar. Empezar a estudiar es abrir la ventana a infinidad de posibilidades que te pueden hacer mejor en tu profesión.

Yo estudié danza, fotografía, arte dramático y dentro de este área, he experimentado con las técnicas que he ido descubriendo.

Si te interesa el arte, te interesa estudiar.

Mi profesión es absolutamente satisfactoria para mi. Desde que me subí por primera vez a una escenario de manera profesional, he gozado de los personajes, los textos, los compañeros y compañeras, los procesos creativos. He pasado por muchas compañías y he trabajado con directores diferentes, no todos me han gustado, pero todo lo que he vivido me ha enseñado a ser más profesional y a conocerme mejor.  

Si hablamos de la parte económica es otro cantar, ya que es muy complicado llegar a fin de mes trabajando solo en el teatro o produciendo tus propios proyectos.

Para mi no es importante alcanzar el estrellato pero si tener el éxito suficiente para generar interés en el público. En este pais donde la fama la da la novelería, lo soez o las modas que vienen, es muy complicado generar expectación y curiosidad. Conseguir un público que siga tus andaduras y se interese por tus trabajos es tarea ardua. 

Ahora estoy estudiando para adentrarme en las redes sociales de una manera mas experta, ya que hasta ahora solo las he utilizado generando contenido personal que me sirve para manifestar mis opiniones o puntos de vista de manera artística con fotos, videos y textos muy personales.  Creo que es necesario indagar este terreno de cara a mostrar lo que hago y que pueda llegar a más público potencial. Los tiempos están cambiando muy deprisa y hay que mirar para todos lados.

-Soy una mujer atractiva, poderosa, con carácter y ahora, además, tengo 45 años. Claro que me enfrento con desafíos, pero desde siempre porque nunca he tenido una belleza armoniosa y soy bastante alta. El mundo audiovisual se me atragantó hace ya mucho tiempo. Supongo que por dos motivos: No me gustaba tanto como el teatro, además las series españolas nunca me habían interesado demasiado hasta hace unos años. Y por otro lado, es como si yo misma me hubiera negado la posibilidad y eso no me hacia atractiva para los directores de casting; mucho miedo al fracaso, ahora lo puedo decir sin dolor.

La edad, falta de belleza, el no conocer gente poderosa, tener opiniones contrarias a las del rebaño, han hecho que mucha gente no apueste por mi, o peor aún, que muchas veces yo misma no haya apostado por mi. Pero voy aprendiendo a llevar al miedo de la mano para que no me paralice. Ahora me siento mas valiente y la energía negativa que me producía la frustración por no lograr trabajar en cine o televisión, ahora la he reconducido positivamente hacia proyectos que me encantan y me hacen sentir plena.

-Solo conozco el mundo en el que me muevo que es la de las compañías pequeñas que se van abriendo camino con mucho esfuerzo, tesón y confianza en si mismas.

El teatro en Madrid tiene muchas posibilidades. El problema es que con la Pandemia que comenzó en 2020 todo se está retrasando, los aforos están a la mitad, hay menos público por miedo al contagio y creo que esta situación no se vivió ni en la crisis económica del 2008.

Si no conseguimos subvenciones o productores privados que inviertan en proyectos teatrales, somos nosotros con nuestros ahorros los que hacemos realidad nuestrso sueños. Ahora mismo la pasión y las ganas nos hacen fuertes, el creer en que lo que hacemos es necesario para contribuir en mejorar la sociedad, es esencial.

-Las leo un par de veces y si me interesan me comprometo de lleno. Cuando era más joven decía que si a todo, pero llegó un momento en el que entendí que ya tenía formado un carácter, una opinión sobre las cosas y no podía entregarme a cualquier proyecto. Si no me interesa el texto, si no confío en el discurso del autor o del director/a, ya no puedo hacerlo.

-Yo soy una actriz tremendamente creativa e interesada en todos los campos, es decir, me gusta la dirección, vestuario, escenografía, luces, producción...me meto en todo.  Quizá por eso, aunque me encanta subirme al escenario, cada vez me gusta más dirigir.

Lo que me interesa es hacer personajes que me sacan de mi zona de confort, contar historias que sirvan para hacer reflexionar al público, sea comedia o drama, me gusta que tengan profundidad. 

-El trabajo mas difícil que he hecho en mi vida fue Leonora en "El Pretendiente al Revés" de Tirso de Molina, dirigida por Pepe Maya.

Las circunstancias personales, emocionales, profesionales eran realmente complicadas en esa época de mi vida y encima el texto era tremendamente complejo. Pero ese reto hizo que me superara a mi misma y logré quedar satisfecha con mi trabajo. 

Soy perfeccionista y eso hace que trabaje con todo mi corazón. Me gusta ensayar, cuanto más, mejor.

Esta obra de Tirso, que jamás se había estrenado en España desde el siglo de Oro, fue un antes y un después en mi vida profesional y personal.

La estrenamos en el Teatro Fernán Gómez de Madrid, donde ir cada día a hacer la función era una aventura ya que nuestros productores resultaron un fiasco. Pero pudimos volver a hacerla en el Festival de Almagro y ahí me resarcí de todo el espanto vivido, por lo que fui muy feliz y tuve muy buenas críticas como actriz.

Después de esto no he vuelto a trabajar con Pepe Maya como director y estoy deseando que me vuelva a proponer otro reto.

Como he dicho antes, no me muevo mucho en el mundo audiovisual, así que no puedo hablar con experiencia suficiente. Tengo un representante al que quiero mucho y que confía en mi, pero es cierto que no me salen muchos casting para series o cine. Me encantaría hacer mas, pero por ahora no me salen muchos.

Si que hago muchos castings de publicidad, pero es un sector que mira mas por el físico que por el talento de los actores porque el que decide es el cliente.

El hecho mismo de poder dedicarme de lleno a lo que me gusta me parece el mayor logro personal y artístico, ya que soy consciente de cuanta gente se queda en el camino.

Pero lo que me hace sentir orgullosa es darme cuenta de como puedo llevar a cabo mis proyectos audiovisuales y videoclips sin depender de nadie y creando mi propio mundo estético ya reconocible por mi audiencia. 

Ahora que lo pienso, esto de no depender de nadie para realizarme como artista, es el mayor logro que he conseguido. Es decir, ya no espero a que me llamen, ahora soy yo la que acciona. Por lo que soy capaz de hacer varias cosas a la vez y en roles diferentes.

Por suerte, mis padres desde pequeños nos han educado en el naturismo, lo que ha hecho que seamos muy conscientes del medio ambiente y aceptemos nuestros cuerpo y el de los demás. Y gracias a eso no nos solemos dejar llevar por las modas en la belleza, tenemos una manera particular de ver a la gente atractiva, bella, hermosa.

Personalmente, me veo preciosa cuando estoy feliz y radiante, lo que significa que en mi vida procuro estar alegre y ponerme las cosas fáciles para mirarme al espejo a cualquier hora y pensar: "Qué bonita eres"

Cuando estoy agotada y tengo mala cara, pienso en todo lo que he hecho, me doy una ducha, me pongo el pijama y me siento al lado de mi marido que siempre me mira con ojos de amor. Eso para mi es ser hermosa.

Y si tienes que rodar o hacerte una función agotada, el maquillaje y las maquilladoras hacen su magia, así que ni me preocupo.

-Para los recién llegados?, digo, que estudien, experimenten, construyan, creen, que se metan en todo para aprender la profesión desde abajo y entiendan que esto de ser actor no es un camino solitario, que todas las personas de diferentes profesiones que trabajan en una producción de teatro o audiovisual son igual de importantes que ellos. ¡Somos un equipo contando historias!

Decirles que el "NO" tiene una importancia mínima, que hay que seguir adelante y no olvidar la pasión por lo que hacemos. 

Cuanto antes se entienda el fracaso mejor. No depende del talento, sino de otros muchos factores que, a veces, no podemos manejar. 

Los fracasos van y vienen, los exitos van y vienen, por eso lo importante es trabajar en la seguridad en uno mismo, en la confianza, en adquirir conocimientos para ser una persona culta, en hacer un buen trabajo personal para conocerse bien, viajar, amar, vivir...

También creo que es importante ponerse objetivos y tener una rutina para no desviarse del camino.

En estos momentos me encuentro inmersa en la dirección de "Headhunter", una obra escrita por la dramaturga Irene Hernanz. Esta función fue estrenada en Novienbre del 2020 con dirección de Paula Guida. Al no poder hacerse cargo del proyecto en estos momentos, yo he tomado las riendas de la dirección y le estoy dando un aire nuevo. Estrenaremos esta nueva versión a principios de Marzo Raquel Pardos, Amaia Vargas y yo.

"Headhunter" cuenta con tres mujeres protagonistas en un entorno laboral, el de los recursos humanos, pero en el que se exponen varios temas como la maternidad, la ambición, la economía, la frustración...

Por otro lado estoy con la Compañía Guindalera en una produciión preciosa sobre "Yerma" de Lorca dirigido por Juan Pastor. Es muy emocionante estar en esta compañía porque son como una familia para mi y lo que hacen siempre es interesante y delicioso.

Por otro lado, Julio Provencio nos ha dirigido en una obra de Manuel Benito llamada "337 Km", sobre el mundo de un niño autista. Esta función tambien será reestrenada pronto.

Y tambien tengo otro proyecto moviendose que he escrito yo, pero prefiero no contar nada hasta que esté mas definido. Lo único que  se que en este caso solo dirigiré y espero que llegue a muchas personas.