Mairin Rodriguez

por Sherif Awad

Mairin Rodriguez


-si hablo de mis antecedentes tengo que hablar de mi familia, siempre me inculcaron el amor por la música(recuerdo muy entrañablemente ver un programa de musica clásica llamado “clásicos dominicales” en donde soñaba con la ópera y el ballet) y que pusieron en mis manos instrumentos típicos de Venezuela, el cuatro, por lo que desde pequeña me encantó cantar música folklorica nacional y participé de festivales estudiantiles a lo largo de mis estudios en la escuela y en secundaria, al punto de ingresar al coro de la iglesia a la que asistía, San Francisco se Asis en Ciudad Bolívar, y debido a mi creciente interés la directora me llevo a la escuela de música Carlos Afanador Real y a la profesora de canto con la que empecé este hermoso camino musical y a la cual le debo toda la base de mi formación técnica, eso fue a los 13 años cuando paralelamente hacía también estudios de violoncello, terminado el colegio por recomendación de mi maestra, con su ayuda y el apoyo de mi familia a los 17 al terminar la secundaria me trasladé a Caracas a estudiar en la Escuela Superior de Música José Angel Lamas donde empecé mis estudios profesionalmente de ambas carreras, violoncello y canto lírico. 

Como mencioné en la pregunta anterior, desde los cinco años más o menos me fascinó el programa “Clásicos dominicales” conducido por Isabel Palacios una gran cantante lírica venezolana quien después también sería mi maestra y en el cual se transmitían óperas completas y ballets, que siempre llamaron mi atención al punto que quería que me inscribieran en ballet, sin dudas eso es algo que me marcó enormemente a mi sensibilidad artística y hacer que años después decidiera dedicarme de lleno a la música con el violoncello y el canto lírico. Siempre veía cantar a el gran tenor Alfredo Sadel o a la mezzosoprano Morela Muñoz, la soprano Fedora Aleman, sin duda artistas de primera nacionales, a los que admiré junto a mi maestra Marina de Pereira, una mujer luchadora e incansable que se sacrificó siempre por sus alumnos y por apoyar el talento.

Hablar sobre ser artista está directamente relacionado a estudiar, requiere una enorme disciplina los estudios de música, ya que hay que desarrollar funciones motoras (físicas y técnicas), desarrollo intelectual, cómo aprender a leer música, memorizar libros enteros con obras, aprender idiomas, estilos, piano, armonía, y tantos más... y por último requiere desarrollar  la sensibilidad artística y  poder ser capaz de comunicarla al espectador y conmoverlo de algún modo, las personas deben salir diferentes de cuando entraron a ver un espectáculo, enriquecidos espiritualmente, la música es sin dudas un lenguaje que ayuda a decir cosas muy profundas y nos expone como artistas a que todos se lleven un poco de esa energía con ellos, si un artista es comunicador idóneo el público debe salir de la función nutrido emocionalmente.

En la ópera para mi más importante que el estrellato es llegar dentro de las personas con un mensaje de esperanza y superación, de elevación del espíritu humano a través del arte, obviamente es importante poder llegar a más y más personas ya que es una retroalimentación de nosotros con el público, y en la medida de poder llegar en más sitios y a más público también nosotros mismos nos nutrimos de experiencia y contacto con diversas culturas.

Siempre hay desafíos de género porque tenemos una sociedad que espera más de nosotras las mujeres, que seamos madres, esposas, profesionales, pero más allá del rol tan importante que tenemos las mujeres en el mundo dentro de la ópera se vive demasiada presión cuando se es mujer, ya que más allá de cantar bien te exigen, en su mayoría, un “phisique du rol” idóneo y un poco influenciado por el cine, la televisión y ciertos estereotipos que pueden ser irreales al punto de que no puedes conseguir una voz para cantar Madame Butterfly y que tenga 15 años y sea japonesa, y que tenga la voz me refiero a que tenga la capacidad técnica de traspasar una orquesta Pucciniana, el rango vocal, y expresivo, es físicamente imposible que una mujer de 15 años pueda encarar de manera madura y no hacerse daño una Ciociosan, entonces mi punto es que, la magia del teatro se trata de imaginar y crear sobre la imaginación, no hace falta estereotipar para que el público perciba, un buen artista y cantante técnicamente correcto es capaz de encarnar actoralmente cualquier rol, repito, si tiene las condiciones vocales para el mismo y la expresividad necesaria para no ver a la persona si no al personaje, me viene a la mente un Pavarotti o una Montserrat Caballé, quienes a pesar de su exceso de peso lograban que cualquiera se emocionara y entendiera si encarnaban a un pintor, a una sacerdotisa o lo que hayan hecho.

En ese sentido hay muchísima más presión a las mujeres para obtener roles en la ópera que para los hombres.

Resido desde hace casi cinco años en Buenos Aires, Argentina, y si bien es un país con una enorme tradición lírica y el teatro más importante del continente sudamericano (Teatro Colón), la situación de la ópera se ha visto afectada a través de los años por los costos de producción que impiden que la ópera independiente se desarrolle más, sin embargo y a pesar de ello hay buena escuela de formación en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y excelentes maestros dentro de los que cuento a mis guías aquí,el Maestro Reinaldo Censabella principalmente conocedor de el repertorio operístico y de las voces además de un gran director musical.

En mi país, Venezuela se vive una situación económica particularmente complicada que imposibilita casi la producción de ópera, aunque es poseedor de un gran teatro de ópera que hace unos años daba mucho que hablar en las temporadas internacionales.

Cuando me dan algo para aprender empiezo por leer el texto y su origen, a veces las óperas son basadas en libros o novelas, y eso me hace entrar en el universo de esos personajes y hacerme una idea de cómo se debe interpretar tanto musicalmente como actoral mente, paralelo a ello empiezo la lectura musical y memorización de los textos, generalmente están en italiano, francés, ruso, y ahí también viene la traducción textual para poder hacer coherente la música con lo que se dice, después que está eso hay que interiorizarlo  al punto que madure y así podamos empezar a crear nuestra propia versión de ese personaje, es un proceso que es bastante largo pero muy hermoso de transitar, un universo nuevo.

Tengo muchos eventos musicales de los que me siento orgullosa haber tenido el privilegio de participar, cada uno que viene es como un nuevo amor, pero no te olvidas del otro, te nutres de él anterior y cada uno es una cadena ascendente a el perfeccionamiento y expresión artística, aunque podría nombrar como producto satisfactorio mi concierto de egreso del Perfeccionamiento vocal del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, porque sentimentalmente era la culminación de una etapa de muchísimo trabajo y crecimiento en donde me encontré con gente maravillosa que me guiaron generosamente en lo técnico pero también en el crecimiento artístico, con ello a lograr una conexión con lo que hago superior, en este punto agradezco a mi maestra Myriam Toker quien siempre tuvo una fé en mi mucho mayor a la que yo me tenía y poder confiar en el trabajo de alguien así como ella me hizo potenciar mi manera de pensar y de abordar mi trabajo.

El casting para roles de ópera debería ser elegido por audición, lamentablemente en Argentina como en Venezuela no abundan las audiciones en donde se prime la calidad vocal por sobre el “phisique su rol” sin embargo y lamentablemente es una problemática que se ve a nivel mundial a mi manera de ver ya que cada vez vemos más representaciones de ópera en donde hay que amplificar, o donde no pueden terminar la función, o cantantes que se lesionan las cuerdas vocales por cantar roles que no son para ellos pero donde los pusieron porque eran físicamente “lindos” o flacos o altos o rubios o tantas cosas que pueden influir por sobre la más importante y es que puedas cantar el rol efectivamente, se oiga y no mueras en el intento.... la ópera se ha vuelto algo en cierta medida farandulero y no tan artístico como era antes y creo que es algo que es necesario que se revierta si queremos que sobreviva el género en si, la calidad  y la idoneidad vocal por sobre cualquier condición física.influye negativamente los negocios de  algunos agentes o agencias quienes venden productos fraudulentos no terminados técnicamente.

 Actualmente dentro de la pandemia nos hemos tenido que reinventar artísticamente hablando ya que estamos limitados a que los teatros estén cerrados en su mayoría, en la era digital muchos nos hemos sumado a hacer videos desde nuestras casas o transmisiones por streaming inclusive cobrando un acceso digital, ha sido un modo de paliar la distancia de el público y permitirnos mantenernos en forma, en mis redes puedes ver videos hechos en pandemia, arias de ópera, música de cámara y hasta folclore grabado a distancia con los acompañantes, creo que es destacable la evolución de las formas aunque creo que nada es como un teatro y el espectáculo en vivo, nada va a sustituir la adrenalina de la ópera y su magia. Y cuando se trata de elegir trato de ser lo más respetuosa posible a la naturaleza de mi instrumento y a lo que debo cantar, en ese sentido para mi al menos, es fácil.

Para mi lo que hace más hermosa y atractiva a una mujer es su inteligencia y su capacidad de poner amor en todo lo que hace, para mi no se puede desligar el instinto maternal de una mujer aunque no sea madre ni quiera serlo, para mi en la mujer hay el poder de cambiar al mundo y de sobresalir de cualquier medio por esa capacidad de florecer aún en adversidades, la capacidad de ser incansables y enérgicas, mi consejo es no luchar por la igualdad  si no enriquecernos mutuamente en lo que nos diferencia para lograr los objetivos, enseñar desde el amor y la ética de lo que somos capaces y que todas somos portadoras de el don de la creación, y aún en el cansancio de el trabajo brillar con esa energía que nos caracteriza, no creo que nada embellezca más que la seguridad de que somos valiosas y tenemos mucho para dar, no nos olvidemos nunca de ello.

Mi consejo para todas las personas que recién empiezan es, disciplina y amor van de la mano para forjar lo que nos apasiona, sean las artes o cualquier oficio.

Mis proyectos actuales debido a la pandemia son digitales y se pueden ver en las redes sociales y YouTube,  tengo pensado grabar un disco próximamente según nos permita la situación sanitaria del mundo, y en cuanto al  futuro, tengo programado hacer Edipo Rey de stravisnky en el CETC del Teatro Colón, Romeo et juliette de Berlioz, el ciclo “la canción de la tierra” de Gustav Mahler, Norma de Vincenzo bellini, entre otros, pero el futuro lo estamos esperando para proyectar más música y arte y así mejorar el mundo y cambiar vidas.