SILVIA ARANDA

por Sherif Awad

SILVIA ARANDA

-Nací en Barcelona, en una familia con dos hermanos mayores. A mi madre siempre le apasiona el arte, pinta bellos cuadros y mi padre, trabajaba en un banco, siempre fue una persona muy honesta e inquieta, así que eso hizo que a los 13 años ya hubiésemos cambiado de casa 5 veces, eso sí, siempre al lado del Mediterráneo, mar con el que me identifico plenamente: aparentemente tranquilo pero con una fuerza inmensa, lleno de magnetismo, capaz de sorprenderte mostrándote cada día un paisaje distinto, lleno de colores y de luces...Esa es mi fuente de inspiración diaria! Creo que no sabría vivir en un sitio alejado del mar.

-Siempre he tenido muy clara mi vocación de actriz, a pesar de ser una niña muy tímida. Desde muy pequeña estaba fascinada por el mundo del cine, quería ser todos esos personajes que veía y así poder vivir muchas vidas en una. La posibilidad de ser mil personajes distintos, de ser algo realmente diferente a lo que tú eres, la posibilidad de sacar todas esas “Sílvias” que de otro modo jamás podría llegar a conocer. Así que en cuanto pude, me apunté a un grupo de teatro y al poco tiempo ya empezaba mis primeras clases de interpretación. 
-Y por otro lado mis padres me empujaron a estudiar también una carrera Universitaria, y como el arte me ha acompañado desde bien pequeña, me decidí por Bellas Artes. Estudié Bellas Artes en la Universidad de Barcelona por las mañanas. Al mismo tiempo que asistía a clases de arte dramático por las tardes, también estudiaba inglés y música. 

-Cuando era pequeña en mi casa se veía mucho cine, me vienen a la mente grandes actrices de la época dorada de Hollywood como: Katherine Hepburn, Greta Garbo, Vivien Leigh... Las adoro, crecí viendo sus películas y recuerdo que despertaban en mí una profunda admiración, me fascinaban esas películas en blanco y negro en las que me podía sumergir y perderme durante horas, vibrando y emocionandome con esos personajes y sus vidas. 
Y resulta que aquello que tanto me fascinaba era una profesión! Así que decidí que eso es lo que yo quería ser de mayor: ACTRIZ. 
Y durante mi adolescencia descubrí a actrices maravillosas como Debra Winger, extraordinaria en “Terms of endearment”, con un magnetismo único. 
También descubrí a la camaleónica Meryl Streep, esta mujer hace malabares con su imagen y su voz! Grandísima también Susan Sarandon, una película nunca es mala si esta mujer está en ella. Pasa lo mismo con Julianne Moore, arriesga muchísimo, siempre es un placer descubrir sus últimos trabajos. En esa lista de grandes actrices y referentes imprescindibles están también Cate Blanchett y Kate Winslet, entre otras... 

-Es una carrera en la que estás aprendiendo continuamente, es importante y bueno formarse, descubrir e investigar todas las técnicas y tendencias que puedas, pero al final, el método te lo acabas haciendo tu, ya que no todos somos iguales y no a todo el mundo le funciona lo mismo, así que formándote, trabajando, experimentando y arriesgando es como acabas encontrando tu camino y tu “método”.


-Uno de mis últimos descubrimientos ha sido Niki Flacks, una maravillosa norteamericana con un método que me ha encantado y encajado fantásticamente! Hay que experimentar y divertirse, jugar, esa vibración es la que transmites a tu público y es la que llega. Siempre hay que disfrutar, por mucho que tu personaje sufra, el juego no puede desaparecer, esa es la magia de la interpretación. 
-Lo más importante para mi es estar en marcha trabajando e involucrarme en proyectos en los que creo y darlo todo. Si tu trabajo es bueno, lo demás viene luego, es la consecuencia lógica. Siempre depende del apoyo que tenga el proyecto. De todas maneras hoy en día con Internet por medio nunca sabes el alcance y la repercusión que puede llegar a tener un trabajo tuyo. Así que por mi parte siempre intento dar lo mejor de mi y lo que venga luego, bienvenido será! 
Esta profesión es una carrera de fondo, con subidas y bajadas, y hay que saber superar todas las etapas. Muchos se quedan por el camino, pero quién resiste la carrera, gana. 
-Sí, totalmente, hay desafíos relacionados con el género. Es un tema que está en todas las profesiones y la nuestra no es una excepción. Hay muchas mujeres directoras, guionistas, creativas, con historias interesantísimas por explicar a las que se les ha de dar la oportunidad de llevarlas a cabo, porque cuando eso sucede aparecen películas maravillosas como “Estiu 1993” de Carla Simón. 
Y por supuesto actrices con una trayectoria vital que pueden aportar un contenido único a sus personajes, dotarlos de una vida que sólo te da la experiencia. 
Vendría muy bien una regeneración de historias, historias sobre mujeres y escritas por mujeres, y así refrescar un poco tanto tópico y tanta historia llena de testosterona en el celuloide! 
- la situación actual de las artes en España es complicada. Hay mucho talento, cosa que está muy bien, pero falta dinero para poder llevar a cabo un proyecto, y con la actual situación económica no es fácil conseguirlo. Hay que reinventar la industria del cine, crear nuevas formas de poder llevar a cabo buenos proyectos que ya están sobre el papel. 
Aunque hay una luz al final del túnel, gracias a las nuevas plataformas de Televisión se están abriendo nuevos caminos y nuevas formas de hacer y distribuir cine, y eso es lo importante, que se aborden nuevos proyectos y que haya trabajo para todos, ya que queda aún mucho talento por descubrir y muchas historias por contar. 
-Para involucrarme en un nuevo proyecto, lo más importante para mi es el guión, que me motive, que me aporte alguna cosa; lo segundo es que el personaje que voy a encantar me resulte interesante, aunque sea breve no me importa, lo importante nunca es la longitud de tus líneas, sino el contenido y la intención que hay detrás de ellas. 
-Cuando ya se que voy a encarnar a un personaje lo primero que hago es intentar meterme en su piel e intentar comprender sus motivaciones y sus objetivos, pero todo desde una forma muy intuitiva. No soy de las que se pasan horas analizando palabra por palabra lo que mi personaje expresa, es más, muchas veces sabemos más de él por lo que no dice o deja de hacer que por sus palabras o hechos. También descubres muchas cosas a través de los personajes que lo acompañan en el trayecto. Una vez me meto en la piel de un personaje los defiendo a muerte! 
La verdad es que cada personaje te ofrece una oportunidad única de embarcarte en una nueva aventura, un nuevo mundo, fascinante y lleno de cosas por descubrir. Ciertamente es una profesión maravillosa que te permite aprender cosas nuevas día a día. 
-Actualmente estoy en la obra de teatro “TANCATS”, una comedia negra muy ácida, que ha estado triunfando este verano en el Teatro Gaudí de Barcelona, después de 3 meses en cartel y 3 prórrogas, y ahora estamos preparando reposición y gira. 
En TANCATS interpretó a dos personajes, la principal es Pilar Fuster, una mujer de éxito profesional, empresaria, acostumbrada a conseguir todo lo que se propone, sin medida, no le importa lo que se lleve por delante. Interpretar a Pilar ha sido todo un desafío, ya que está en las antípodas de Sílvia! El otro personaje es Irina Todorovic, una ucraniana que lo único que quiere es un trabajo honesto y tranquilo, pero su jefe tiene otras intenciones para ella. Me encanta este personaje, es la heroína que a todos nos gustaría conocer. Me lo paso genial haciendo a estos dos personajes, tan opuestas, dan un juego actoral que es un regalo para una actriz. 
Y por otro lado estoy arrancando un proyecto artístico: “BUDAS de MAR” o “SEA BUDAS”. Son unos cuadros que he creado después de un tiempo investigando y experimentando con diferentes materiales y soportes y basados en este Mar Mediterráneo del que te hablaba al principio y que me ha acompañado siempre. Os invito a descubrir los Budas de Mar en mi web de arte: www.silvia-aranda.com/art 
El arte llena muchísimo mi parte creativa, sobre todo en las épocas de búsqueda de trabajo como actriz, ya que para crear no necesito a nadie, así que cuando me apetece, me pongo, y las horas vuelan!

http://silvia-aranda.com/