Rosslyn Partré

por Sherif Awad

Rosslyn Partré

0Crecí en una familia numerosa, con mucho amor y muchas dificultades. En aquella época cualquier cosa te daba una gran satisfacción, por ejemplo que los reyes magos te trajeran una pizarra y tizas de colores. O un castillo a piezas para construir, a medias con tus hermanos pequeños y tu hermana mayor. Mientras tanto, veía películas en nuestra televisión en blanco y negro, porque no podíamos comprar una en color, con esas mujeres tan bellas y que tanto me emocionaban. Me encantaban, entonces no sabía, o no me daba cuenta, que no era tanto la admiración por la belleza de esas mujeres y sus aventuras, sino que yo quería estar ahí, en su lugar, ser una de esas personas que viven al otro lado de la pantalla del televisor o la enorme pantalla del cine y tener esas experiencias, en definitiva, mi atracción por la interpretación empezó ahí. Todo ello me llevó años después a querer contar historias, así que también escribo mis propios guiones y los produzco.

-Ver películas de Marilyn Monroe, Rita Hayworth, Ingrid Bergman, Katherine Hepburn, cine clásico muy valorado hoy en día, me motivó lo suficiente como para estudiar Arte Dramático cuando tuve ocasión. Creo que ellas fueron las que me impulsaron a luchar por mi pasión, la interpretación, la cual descubrí con el tiempo, era mucho mayor de lo que me esperaba.

-Yo opino que cuando se tiene una pasión por algo, hay que luchar por ello, independientemente de tener más o menos facilidad para hacerlo. A ser actor o actriz no se aprende, tienes que tener un talento innato, pero que debes desarrollar siempre con un entrenamiento contínuo. Toda la vida del actor es aprendizaje constante, siempre, da igual la edad que tengas o la edad con la que empieces, o la edad a la que descubres que te apasiona la interpretación, da igual.

-La profesión del actor es muy difícil, hay que ser muy constante, no hay que desilusionarse cuando haces un casting y no te cogen, no es porque seas malo, es porque no eres lo que buscaban. No hay que desesperar. Ahora estamos pasando momentos difíciles en todo el mundo, pero tenemos que ser positivos y empezar a hacer nuestras vidas con más fuerza e ilusión cuando controlemos esta situación. El trabajo dará su fruto, seguro.

Para mí no es importante ser conocida en todo el mundo, es importante trabajar  como actriz y disfrutar de mi pasión, la interpretación.

-Hoy en día no hay igualdad de oportunidades para la mujer en todos los oficios, en todo el mundo. Todavía, y me parece mentira, no tenemos la oportunidad de demostrar nuestra valía a gran escala. En las producciones cinematográficas, por ejemplo, no trabajan el mismo número de mujeres que de hombres, solo tienes que fijarte en los créditos, para ver que aún no hay igualdad, delante y detrás de las cámaras. Y de los sueldos ya ni que contar. Todavía nos queda mucho camino que recorrer, pero lo conseguiremos.

-La industria es eso, industria y se miran los intereses de las empresas. El cine, el teatro, la televisión, infravalora el trabajo humano, ya se ha llegado al punto, y esta es una opinión muy personal mía, que se compran las personas al peso, por ejemplo, en la figuración. Es cierto que en los últimos años los comités de empresa han luchado mucho por los trabajadores del mundo del espectáculo y se han conseguido cosas. Pero no me gusta como funciona el sistema en el mundo laboral de la industria de las artes en general. Creo que tendría que haber más objetividad, tener más claro lo que se busca y dar más oportunidades a todas las personas que buscan un hueco en el mundo del arte. Yo no veo oportunidades equitativas para todos. Hacen del mundo del arte un mundo cerrado y poco accesible, cuando en realidad hay más industria de la que pensamos, pero mal repartida.

-Cuando llega a mis manos un guion de cine o libreto de teatro, lo primero es leerlo y releerlo. Después analizar la historia y los personajes, memorizarlo es el trabajo que menos me gusta, porque es muy repetitivo, pero ensayar es lo que más me emociona, aunque haya que repetirlo muchas veces en los ensayos de teatro. Cuando ya tienes el personaje formado y empiezas a vivir la vida de otra persona, te aíslas del equipo de rodaje o del público y disfrutas como nunca. Otro tema es interactuar con el público en algunas obras de teatro, es muy divertido.

Rosslyn Partré

-Mi mayor logro artístico es el cortometraje “Bushido”. Mi primera producción cinematográfica e idea original, el cuál escribí, dirigí y trabajé como actriz. Con la ayuda de mi hija Sara como voz en off en japonés, cámara, iluminación, montaje, etc. Y mi hermana Annie como script y ayudante de dirección. Es un trabajo digno, con pocos medios, por eso tiene un inmenso valor, por ser una producción propia.

-El negocio de casting en España es muy cerrado. Si no tienes representante es imposible acceder a los castings profesionales. Imagino que como en todos los países. Pero por lo general los castings públicos, a los cuales acuden miles de personas, se hacen para dar publicidad a una producción, normalmente cinematográfica y eso no me parece justo. Creo que es jugar con las ilusiones de las personas.

-Como trabajos destacados, debo mencionar la serie Malviviendo y la serie Allí Abajo. También diversos trabajos en cortometrajes como Áspero, Hijos de la Nada, El Hallazgo, de la productora Moya&Ferma y diversos trabajos de interpretación para TV. También obras de Teatro como Hedda Gabler, Mala Sang, y un largo etcétera, para mí, todos son grandes logros artísticos, en los cuales me he volcado con todo mi talento.

-Mi consejo para los que empiezan es no desistir jamás, si el mundo de la interpretación es tu pasión, no deprimirte porque no te cojan en un casting, esa es la ley del actor. Estudiar, estudiar y estudiar, hacer talleres y cursos, todos los que se puedan, no parar de entrenar como actor nunca. Hacer todos los trabajos que te salgan, aunque sean amateur al principio, siempre se aprende muchísimo. Y pensar siempre en positivo.

-En estos momentos estamos preparando la obra teatral Tartufo el Cofrade a nivel profesional. Por otro lado, preparamos la obra teatral Aeterna Antígona y pronto empezaremos con El Sueño de una Noche de Verano. En estos momentos, también estoy inmersa en la escritura de varios guiones, un largometraje y varios cortometrajes.